Need for Speed: Most Wanted

Need for Speed Most Wanted resurge con espíritu feroz

Need for Speed: Most Wanted es puro Criterion. Es un título de gráficos espectaculares, velocidad endiablada y un territorio abierto enorme para jugar. Todo os sonará si habéis jugado a Burnout Paradise, aunque en el caso de Need for Speed: Most Wanted se han empleado técnicas más espectaculares, coches reales y policía con una IA como nunca antes has visto en un juego.

Conviértete en el más buscado

Tenía ganas de probar este Need for Speed: Most Wanted. Después del anterior juego de Criterion en materia de conducción, Hot Pursuit, estaba realmente ansioso por ver Most Wanted, sobre todo después de haber visto algunos de los vídeos del juego que eran espectaculares. Ahora, después de probar del juego tanto online como offline, he de decir que tengo sentimientos encontrados. No niego que es un gran juego de conducción, pero me encuentro con un juego muy bueno, pero sin “alma” y que es evolución de otro, Burnout Paradise. Porque es innegable que todo lo que hay en Burnout Paradise está aquí, absolutamente todo, pero bajo la piel de Most Wanted.

¿Cual es el objetivo del juego? Convertirse en el más buscado de una ciudad, escalando puestos utilizando los mejores coches y consiguiendo los coches de los campeones. Si eres un fan del juego original, seguro que ya estás pensando en personajes icónicos que están en esa lista con su coche bien tuneado. Siento decepcionar, pero la lista es fría. Son simplemente 10 coches de lujo a los que hay que ganar. Nada más.

Algo similar a lo que ocurre para obtener nuevos coches. A excepción de los 10 de la lista, no hay que ganarlos o comprarlos, solo hay que encontrarlos. A partir de cada coche hay cinco pruebas por coche y divididas en dificultad (1 fácil, 2 media, 2 díficil) que permiten ganar reputación (la “moneda” del juego) y también mejoras para el coche. Al ganar más reputación, más rápido se accede al siguiente coche de la lista, al que te enfrentarás con coche muy mejorado. Sí, es conducción, sí es divertido, pero de un juego como Most Wanted esperaba algo más de emoción en adquirir coches nuevos o incluso en personalizarlos, porque las mejoras no significa que tunees el coche.

Jugabilidad mejorada gracias a su online

La emoción de Need for Speed Most Wanted sí que está en la conducción y la jugabilidad. Es intensa y furiosa. Conducir a toda velocidad por las diferentes calles, carreteras y camino de la ciudad. De hecho, los circuitos están creados de manera idéntica a Burnout Paradise o incluso al gran Midnight Club. No hay circuitos “al uso”, sino que hay que llegar al siguiente punto de control y no saltarlo para avanzar en la carrera. Por supuesto, a toda velocidad mientras evitas el tráfico o incluso escapas de la policía en carreras que son absolutamente frenéticas y, sí, bastante difíciles, sobre todo cuando el coche que llevas aún no tiene todas las mejoras. De hecho, las carreras más “sencillas” suelen ser las de la lista Most Wanted, puesto que si llevas el coche con todas las mejoras, conducir se hace muy simple. Además, Criterion ha introducido los “takedowns” a la serie que dan más intensidad al juego, sí, pero que irremediablemente te hace pensar si estás ante Need for Speed: Most Wanted o ante Burnout: Paradise.

Hay diferencias entre ambos juegos. En primer lugar, cuando acabas la carrera, sobre todo si te persigue la policía. Sí, has ganado la carrera, te han dado tus puntos, pero cuando vuelves a tomar el control del coche, sigues teniendo que huir de tus perseguidores y este es uno de los grandes aciertos de este juego. Te mete de lleno de esta forma en persecuciones que continúan después de la carrera y que, son difíciles. Gracias a la IA de la policía que es capaz de tomar un camino alternativo para golpearte lateralmente posteriormente.

El segundo gran acierto de Need for Speed: Most Wanted es su modo online que, de nuevo, también se asemeja al de Burnout Paradise, pero que sigue siendo igual de divertido. Se divide en dos fases. En una primera fase debes ir hasta el punto de encuentro de la siguiente carrera en una competición por sí misma y, posteriormente corriendo de nuevo a través de las calles contra otros usuarios. Y, por supuesto, cuando acabes la carrera, vuelves a tener que ir a un nuevo punto de encuentro. Sin duda, lo mejor de Need for Speed: Most Wanted es precisamente su online.

Sobre el control de Need for Speed: Most Wanted, me pareció en un primer momento que era más complicado de lo esperado, más simulador, pero en realidad todo se trata de las mejoras. Cuando llevas el coche sin mejoras, es más complejo de manejar y el coches es más “tosco” a la hora de tomar curvar. Pero una vez consigues equiparlo con todas las mejoras, incluso a las mayores velocidad, el coche es fácilmente manejable y responde muy bien a los controles.

Gráficamente espectacular

Need for Speed: Most Wanted es técnicamente impecable tanto en el apartado gráfico, como en sonido. En la versión que hemos probado, PS3, es espectacular el acabado gráfico de los coches o el daño que reciben (aunque como en todo Need for Speed, sólo es estético). La ciudad entera está llena de pequeños detalles, coches de todos los tipos circulando por la ciudad y no hay en ningún momento el molesto efecto popping de otros juegos. Además, la tasa de fotogramas por segundo se mantiene, con lo que jugar a este Need for Speed es impresionante. El sonido del juego está principalmente dominado por una muy buena banda sonora con canciones que siempre incitan a ir a toda velocidad. Aunque el juego está en castellano, no hay demasiadas voces durante el título.

Un muy buen juego, pero demasiado parecido a Burnout

Need for Speed: Most Wanted es un gran juego, eso nadie puede negarlo, pero le falta algo, le falta esa chispa que lo diferencie de otros juegos de conducción al máximo. Tiene una gran jugabilidad, un acabado gráfico fantástico y una muy buena banda sonora. Además hay que sumar un modo online de gran calidad. Pero cuando juegas te das cuenta que tienes una alta sensación de “deja vu”, de estar jugando a otro juego que salió ya hace años y que se llama Burnout Paradise. Aunque sea con toques de Most Wanted.

Pros +
  • Gran modo online
  • Carreras muy intensas y rápidas
  • Acabado técnico fantástico
Contras -
  • No sé si estoy jugando a momentos a Need for Speed: Most Wanted o a Burnout Paradise 2

Capturas de pantalla

Características adicionales

Idioma:
Español , Inglés , Alemán , Francés , Italiano , Polaco
Autor:
Descargas:
0
S.O.:
Windows Vista, Windows 7, Windows 8
Categoría:
Motor > Turismos

Nota de los usuarios:

3 Opiniones

Opiniones